El primer catarro de otoño ¡Cuida del peque!

catarro de otoño

El primer catarro de otoño ¡Cuida del peque!

Ya estamos cambiando la toalla de playa por la chaqueta, casi sin darnos cuenta, el otoño ha llegado, y con él también el catarro de otoño, los mocos, la tos y los primeros virus de los constipados y gripes de otoño e invierno de nuestros pequeños.

Con la vuelta al cole o a la guardería, el levantarse más temprano y coger frio y al cambio de estación en general, hace que nuestros hijos estén más expuestos a sufrir un catarro o que se lo contagie algún compi de guardería o de colegio. Es normal, a todos los niños les pasa, así que papás y mamás, ¡que no cunda el pánico!

Los resfriados se contagian de una manera muy sencilla y rápida, ya que el virus del catarro se contagia principalmente por el sistema respiratorio. Este virus se puede contagiar por la tos o los estornudos producidos por la congestión nasal. Por eso se contagía de una manera muy sencilla y los niños están expuestos a un alto grado de contagio cuando se relacionan con otros niños que tienen catarro.

Los síntomas del catarro de otoño, son muy evidentes, ya que el cuadro que presenta es muy perceptible: congestión nasa., ojos llorosos, picor o dolor en la garganta, tos, cansancio en el cuerpo, mocos y tu pequeño estará querrá estar más pegado a la mamá.

A diferencia de la gripe, los catarros no suelen presentar estado de fiebre, tan sólo en algunos casos y una fiebre muy baja.

El catarro NO se cura con medicinas, por eso os dejamos esta lista de cuidados para el niño y aliviar el catarro en el menor tiempo posible, suele durar de 3 a 10 dias.

– Hay que mantener al niño bien hidratado, tanto con agua, como con zumos naturales o caldos.

– Limpiar las fosas nasales con agua salina o agua de mar.

– Recomendamos también usar humificadores para que el vapor ayude a la respiración del pequeño con  la humedad del ambiente.

– Si el niño presenta  fiebre, podemos darle al pequeño paracetamol, siempre bajo supervisión de su pediatra.

En algunos casos, el catarro puede conllevar algunas infecciones como otitis, neumonía o conjuntivitis o dificultad para respirar. En estos casos es imprescindible ir al medico con el pequeño.

Para prevenir el contagio de los niños que están en contacto con otros niños durante varias horas al día, como sucede en las guarderías o colegios, es fundamental seguir una pautas de prevención:

* Evitar que los peques que tengan catarro, compartan sus chupetes.

* Que no compartan los vasos, biberones o cubiertos.

* En la medida de los posible, evitar que los juguetes que compartan, no estén mordidos. Y si así es, lavarlos o limpiarlos para deshacerse de los virus.

* Lavarse las manos con frecuencia.

* Limpiar con frecuencia los mocos y en la medida de los posible, taparse la boca y la nariz al estornudar o toser.

Como vemos, nada alarmante y que no se pueda solucionar con los cuidados y mimos de los papis.

No Comments Yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *