Cómo afrontar el primer día de guardería

primer día de guardería

Cómo afrontar el primer día de guardería

Cuando llega el día de cómo afrontar el primer día de guardería de nuestro pequeño, lo que nos queda bien claro, es que suele ser más difícil y complejo de afrontar para los padres (en su mayoría para las madres) que para el propio niño o niña.

El primer paso para los papás, es el proceso de buscar una buena guardería, que os convenza y ofrezca cualidades y servicios óptimos para el bebé.

El primer día de guardería no tiene porque ser traumático si tomamos algunas medidas preventivas, como conocer de antemano cuáles pueden ser las posibles reacciones por ambas partes.

La reacción de vuestro hijo ante esta situación dependerá de su edad y su carácter.

Os dejamos algunos Consejos para afrontar los primeros días de guardería:

* El punto de partida es que los papás del niño deberán estar seguros y convencidos de la decisión, para transmitir tranquilidad, confianza y entusiasmo al pequeño. Esto favorecerá la adaptación del niño. El niño percibe y absorbe la ansiedad de sus padres, así que muestra tu serenidad pera que el pequeño la perciba.

* En la propia guarderías, la persona que se encargue de la “adaptación” del niño hará de intermediario entre el niño y el nuevo entorno, procurando sobre todo que el pequeño les coja confianza a los cuidadores de la guardería. Normalmente los primeros días de guardería, suelen ser con un horario muy corto, para que el bebé se vaya adaptando, conozca el entorno y las nuevas personas que lo rodearán.

* Si antes de iniciar la guardería, el niño ya está acostumbrado a separarse de la madre será una gran ventaja. Y es que el miedo a la separación, al abandono es una de las principales dificultades para el niño. Para favorecer este proceso, es bueno que pasen tiempo con los abuelos, tíos, tías…

* La separación de la madre es más fácil de asumir si se hace de un modo gradual. Por lo que este “entrenamiento” previo puede hacerse en mejores condiciones.

* Durante el rato que la mamá esté ausente, es recomendable que el niño esté con algún familiar o alguna persona conocida con la que tenga trato y confianza, y se sienta a gusto. Así su proceso de separación será menos brusco para el bebé.

* Un consejo es empezar por ratos cortos y cada vez alargar más la separación, hasta que se conviertan en toda una tarde. Llegados a este punto, el niño estará preparado para “enfrentarse” a la guardería y pasar unas cuantas horas sin la presencia de los padres.

* Ese “trágico” momento de La despedida puede ser uno de los peores momentos del primer día de guardería. Hay que evitar irse de “hurtadillas” cuando el niño está despistado, ya que el niño podría vivirlo como un abandono y probablemente le originen un llano o berrinche fuerte.

* Es aconsejable proporcionar al niño unas palabras breves de despedida para consolarle, pero sin alargar el momento en exceso.

No Comments Yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *